La Xunta de Galicia hace marketing con el oso pardo, sin actualizar el plan de recuperación de la especie

Hace dos semanas ADEGA, y más recientemente la Plataforma por la Defensa de la Cordillera Cantábrica (PDCC), demandaron de la Xunta la actualización del Plan de Recuperación, un decreto que lleva detenido 6 años. Además de ello, desde la PDCC se pidió información a la Consellería de Medio Ambiente sobre todo lo referido a las filmaciones que han aparecido recientemente sobre un oso en el Parque Natural de Invernadoiro (Ourense).

El oso pardo es una especie catalogada como “En Peligro de Extinción” a todos los niveles administrativos (europeos, estatales y autonómicos). La conservación de la especie recae en las comunidades autónomas y, en este caso la Xunta de Galicia aprobó en el año 1992 el correspondiente Plan de Recuperación (Decreto 149/1992). Este plan debiera ser revisado para proceder a su actualización, fundamentalmente en lo que se refiere a su área de distribución, que ha cambiado notablemente. El incremento de la población cantábrica ha traído, entre otras consecuencias, que la especie ya no esté restringida a lo indicado en el citado Decreto, fundamentalmente una pequeña área en los Ancares lucenses. Así, en la última década han sido detectados osos en muchos otros enclaves de la montaña lucense y en otros emplazamientos de la provincia de Ourense.

La parálisis en la actualización del nuevo Decreto relativo a la conservación del oso pardo se arrastra desde el año 2013, cuando la Xunta presenta un borrador pero que por razones nunca aclaradas queda paralizado.

Mientras tanto, la Xunta de Galicia tan solo parece estar interesada en hacer propaganda de una inexistente política de conservación del oso en territorio gallego, aprovechándose del incremento de la especie en su área de distribución habitual (fuera de Galicia) para vender imagen, por ejemplo con el proyecto LIFE en O Courel y facilitando o tolerando la distribución de noticias de presencia de la especie como recientemente en el Parque Natural do Invernadoiro por parte de una productora de cine.

Finalmente, consideramos extremadamente grave que mientras el Plan de Recuperación del oso pardo en Galicia no se actualiza desde hace casi 30 años, la Xunta de Galicia no sólo consiente sino que alienta la destrucción de hábitats en su área de distribución real: parques eólicos como el de O Iribio, canteras a cielo abierto por doquier como las de O Courel o Pena Trevinca, el cultivo industrial de especies exóticas forestales o infraestructuras de transporte como la autovía A-76, que atraviesa el Parque Natural da Serra de Enciña da Lastra en lo que viene a ser el corredor natural de expansión de la especie.

Por todo ello, las entidades firmantes exigen la reactivación, revisión y redacción de manera inmediata de un nuevo Decreto de Recuperación de la especie en Galicia y la paralización de todas aquellas actuaciones que deterioran su medio natural. De nada sirve hacer propaganda si no existe un compromiso cierto por la conservación.


Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza – ADEGA
Ecoloxistas en Acción Galiza
Sociedade Galega de Historia Natural – SGHN
Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica – PDCC