Osos, carreteras, vídeos, y redes sociales

Con cierta frecuencia en los últimos años, y particularmente en estos últimos meses de confinamiento, han aparecido filmaciones de osos en carreteras o en su proximidad. En la mayoría de los casos, las imágenes corresponden a horas crepusculares o de noche, coincidiendo con las horas en que los osos son más activos.

No parece que la razón de circulación de dichas imágenes sea su valor documental, ya que rara vez muestran nada más que un comportamiento de huida. Es habitual que muestren a los animales corriendo delante del vehículo, asustados, buscando una vía de escape.

Es probable que, en muchas ocasiones, las personas que graban a los osos en esos encuentros desconozcan que pueden ejercer una molestia sustancial, e incluso poner en riesgo la vida del animal.

Desde un punto de vista formal, los osos pardos son una especie amenazada en España; clasificada como en “Peligro de Extinción”. La Ley 42/2007, de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, contempla las molestias y la persecución injustificada de especies de fauna silvestre como una infracción grave. Igualmente, los Planes de Recuperación de la especie vigentes en todas las comunidades autónomas en que está presente, contemplan las molestias a la especie como infracciones.

Queremos por todo ello aportar algunas sugerencias:

  • Si ves un oso en la carretera, no lo persigas; ni siquiera lentamente. Hay tramos de carreteras que se localizan en zonas abruptas, y la huida del animal puede desembocar en un accidente fatal para él, o bien provocar un accidente con otro vehículo. La mejor opción es dar margen al oso para decidir qué opción tomar. Es además posible que esta aproximación más respetuosa proporcione una observación de un comportamiento más interesante que la huida ante un coche.
  • Si el encuentro implica una osa acompañada de crías, seguir a los animales con el vehículo puede provocar la separación de los oseznos de la madre. Esos esbardos, muy dependientes de los cuidados y enseñanzas de la madre, quedarían en una situación muy vulnerable.
  • Las filmaciones suelen ir acompañadas de distribución de imágenes en redes sociales. Si bien pueden llegar a recabar el interés de usuarios de dichas redes, esa difusión suele implicar la afluencia de personas a las zonas de observación, lo que genera molestias indeseadas. También conviene hacer una llamada de responsabilidad a los medios de comunicación, que no siempre tratan estas noticias con la cautela que merecen.
  • Nuestra recomendación en caso de un encuentro es que detengas el vehículo para que el animal se retire tranquilamente de la calzada. Señaliza tu vehículo con las luces de emergencia para que otros conductores puedan percatarse de que existe un peligro.
  • Puede ser de interés que localices el punto de observación, la hora y características del animal y que informes de ello a los servicios de Medio Ambiente de tu Comunidad Autónoma para que se tomen las medidas necesarias de vigilancia y seguimiento, o para futuras acciones de señalización y mejora de pasos de fauna.

Enlaces a información sobre cómo comportarse ante la presencia de osos:
Fundación Oso de Asturias > Manual de buenas prácticas ante la presencia de un oso
Fundación Oso Pardo > Aprende sobre el oso pardo > Encuentros con osos
Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *